Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




María Dueñas en las Presencias Literarias de la UCA

03/05/2017

click para ampliar


“Si hoy estoy aquí como escritora, es por mi trayectoria universitaria y académica”

 

“Una máquina de escribir reventó mi destino”. Con esta frase magistral arranca la novela `El tiempo entre costuras´, de María Dueñas. ¿Quién no la ha leído, visto la serie de televisión y/o escuchado hablar por lo menos de esta creación literaria? Para conversar con sus numerosos lectores, su autora estuvo en Cádiz el jueves 27 de abril de 2017 gracias al ciclo `Presencias Literarias en la Universidad de Cádiz´. “Tengo, como mínimo, que agradecerles su dedicación, su tiempo y su dinero”, recalcó en varias ocasiones la sonriente escritora a una sala llena principalmente de lectoras.

 

La profesora Ana Bocanegra Valle, amiga de María Dueñas desde “una etapa anterior a su faceta como escritora, cuando ambas intentábamos construir nuestras carreras universitarias”, glosó en profundidad su currículo durante la presentación y le hizo preguntas durante cien minutos. Dos compañeras, dos amigas cómplices, que dialogaron delante de unas 120 personas.

 

La autora también de dos novelas más, `Misión Olvido´ y `La templanza´, habló en primer lugar de `El tiempo entre costuras´. “Desde siempre recuerdo a mi madre hablando con nostalgia de Tetuán y evocando aquel Marruecos de la época del Protectorado, aquel mundo perdido. ¿Qué pasó allí en aquellos años? Fue una pregunta decisiva para mí”. De `Misión Olvido´ confesó que “ha sido la novela con la que me he sentido más segura”. Y empezó a escribir `La templanza´ porque “me interesa el mundo del vino, su comercio, su historia y su vinculación con el mundo anglosajón. No puedo escribir de nada que no me guste”.

 

Tuvo la escritora, que vive a caballo entre Madrid y Cartagena, palabras sobre la documentación de sus novelas, “donde la planificación es muy importante. En esto tiene mucha culpa mi influencia académica. Si hoy estoy aquí como escritora, es por mi trayectoria universitaria. Otra cuestión importante en mis novelas es que necesito patearme los lugares sobre los que voy a escribir. Por esta razón, me patee Jerez varias veces. Llevo un tiempo pensando que tengo que moverme menos, pero al final me entra el gusanillo por conocer los sitios y viajar”.

 

María Dueñas reconoció que “este circo te va dando armas para enfrentarme a las labores de escritora. Al principio me sentía una advenediza, pero llevo ocho años intensos en los que no he parado, así que ya controlo el territorio en el que piso. Antes estaba desubicada en el centro de un tablero sin saber bien dónde me encontraba”. También dijo sentirse “agradecida” con sus lectores. Y confesó que está trabajando en una nueva novela, “que saldrá a finales de 2018, aunque hemos barajado otras fechas”, de la que no desveló ni una coma.

 

El público aprovechó los últimos minutos para 1) preguntarle unas cuantas cuestiones sobre su trabajo y 2) hacerle sentirse querida. María Dueñas sonreía. Feliz. Porque una máquina de escribir (o un ordenador) reventó su destino.

 

DANIEL HEREDIA

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía