Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Francisca Expósito Jiménez en los Cursos de Verano de la UCA

18/07/2016

click para ampliar


“Se están haciendo algunas cosas bastante mal, aunque lo peor está por llegar”

 

El primer artículo de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de las Naciones Unidas dice que violencia contra la mujer es “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

 

Como la violencia de género es un grave problema social que incluso se podría catalogar como cuestión de Estado, la sexagésima séptima edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz contó en su programa con el seminario 'Abordaje interdisciplinar de las desigualdades de género a distintos niveles. Análisis de la situación y propuestas para un cambio social', coordinado por las profesoras Rocío Guil Bozal, Violeta Luque Ribelles y María Luisa de la Flor Fernández, para sensibilizar sobre esta lacra social.

 

Una de las conferencias más esperadas de este seminario fue la de Francisca Expósito Jiménez, decana de la Facultad de Psicología en la Universidad de Granada, que se celebró el viernes 15 de julio de 2016 a las diez de la mañana. Esta catedrática, que fue presentada por el profesor Manuel Sedeño García, quien dijo de ella que era “un honor tenerla aquí por su currículo y porque es un referente en este campo”, destacó nada más empezar que “todo lo que se pueda hacer contra la violencia de género es poco. Es un compromiso de todos porque no somos capaces de ponerle fin, aunque sin embargo no debemos dejar de luchar por erradicarlo”. La profesora afincada en Granada confesó que el tema “me apasiona”.

 

Para Expósito Jiménez, “se están haciendo algunas cosas bastante mal, aunque lo peor está por llegar”. Ante la pregunta de qué puede ser eso peor, contestó que “el delito de agresiones de hijos contra sus madres, por ejemplo, está aumentando en Granada. ¿Qué hacemos con esas madres? ¿Y con esos hijos? No existen programas para trabajar con esos niños…”. Silencio en la sala.

 

Para esta profesional, “tenemos que trabajar para que las relaciones entre hombres y mujeres sean igualitarias y adaptativas. Hay que intervenir además desde muy temprano para intentar impedir la violencia de género. No estamos cambiando nada si no cambiamos las actitudes”. No hay que olvidar que cada día cientos de mujeres y niñas mueres en el mundo víctimas de algún tipo de violencia por el mero hecho de ser mujeres. Para más inri, según Expósito Jiménez, “el 9% de los crímenes más atroces se cometen en el seno de la familia”.

 

La catedrática granadina reflexionó sobre este problema social en el que “todos somos responsables” y para ello “tenemos que dejar de buscar excusas para el maltratador. Queda mucho por hacer porque aún tenemos muchas creencias sexistas”.

 

DANIEL HEREDIA

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía