Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




El escritor Santiago Roncagliolo en las Presencias Literarias de la Universidad de Cádiz

27/09/2017

click para ampliar


“Mi país ideal es cualquier país donde se hable el español, por eso ahora vivo en Barcelona”

 

El primer aire fresco del otoño se sintió –por fin– en la capital gaditana en la tarde del jueves 19 de octubre de 2017. Lo trajo el escritor peruano Santiago Roncagliolo (Lima, 1975), afincado ahora en Barcelona, que participaba en el ciclo Presencias Literarias, organizado por el Servicio de Extensión Universitaria de la Universidad de Cádiz. Roncagliolo fue presentado y entrevistado por la editora Carmen Moreno, quien leyó su presentación “de datos sacados de Wikipedia, por lo que seguro estará mal”.  

 

Conversaron a lo largo de setenta minutos mayoritariamente de dos temas: de su labor como guionista de culebrones y de su última novela publicada en Alfaguara el año pasado, La noche de los alfileres, un thriller protagonizado por cuatro adolescentes, los raros de su colegio. “La historia está contada en primera persona por esos cuatro jóvenes limeños que viven una situación que ellos creen límite y donde la violencia campa a sus anchas. Y es que la violencia forma parte del ADN de los latinoamericanos”, explicó Roncagliolo, que recordó que con seis o siete años “yo tenía una camiseta de Sadam Husein, que era para nosotros el socialista que luchaba contra los ayatolás, cómo ha cambiado todo”. Para él, “todas mis historias tratan sobre la ternura de los monstruos, quizás debido al ambiente en el que me crié, rodeado de violencia y de mal, donde los personajes tienen que tener problemas, mejor cuanto más gordos. Son novelas fáciles de leer y difíciles de procesar”.

 

Santiago Roncagliolo piensa que la idea de considerarse escritor es reciente: “Para mí era inaccesible porque los escritores que yo tenía como modelos se reunían con el presidente de los Estados Unidos o viajaban con Fidel Castro. Yo empecé a leer con García Márquez, él era el importante, por encima de Mario Vargas Llosa, y encarnaba mucho cómo América Latina se veía a sí misma. Cuando yo empecé a escribir, todos los autores tratábamos de no ser exóticos. Aunque mi sueño de niño era ser oceanógrafo y nadar entre tiburones. Siempre quise una vida donde me pasaran cosas. Por eso ahora soy escritor y periodista”. Este autor polifacético reflexionó también sobre el idioma: “Mi país ideal es cualquier país donde se hable el español, por eso ahora vivo en Barcelona”.

 

Este escritor cree que “Europa sigue siendo el barrio pijo del mundo, a pesar de que ustedes piensen, aunque entiendo que ahora se vean peor si se comparan con ustedes mismos hace veinte años. Pero en toda África y en el resto del Sur, hay una especie de Guerra Mundial, tienen que darse cuenta de este hecho”.

 

Roncagliolo contó numerosas anécdotas de cuando trabajó como guionista de telenovelas, donde aprendió “a saber lo que se busca en la ficción” y a “trabajar con disciplina porque los productores no entienden de reflexiones ni de bloqueos”. Se considera un escritor muy visual, “y en parte se lo debo a mi trabajo como guionista de telenovelas”.

 

DANIEL HEREDIA

El escritor Santiago Roncagliolo las Presencias Literarias de la UCA

Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía