Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




El escritor Carlos Zanón en el ciclo Presencias Literarias en la Universidad de Cádiz

31/10/2018

click para ampliar


“Algunas personas solo tienen la violencia para poder cambiar las cosas porque la tienen muy asimilada”


La tarde del jueves 25 de octubre de 2018 se respiraba en el edificio Constitución de 1812 un aire más intenso que en otras ocasiones. Más estimulante. Más creativo. Por los pasillos de este antiguo cuartel militar reconvertido en magníficas instalaciones culturales convivían dos grandes artistas barceloneses: Albert Boadella y Carlos Zanón. La Universidad de Cádiz, fiel a su política de traer lo mejor de la cultura, sin etiquetas, creó durante unas horas una verdadera embajada catalana en la capital gaditana. O tabarniana, quién sabe. Mientras Boadella impartía un módulo de la Escuela de Cine –¡vaya lujo!–, el escritor Carlos Zanón (1966) participaba en el programa Presencias Literarias. Zanón es conocido principalmente por sus novelas enmarcadas dentro del género negro, No llames a casa, Yo fui Johnny Thunders o Tarde, mal y nunca, aunque ha practicado también la poesía y el ensayo crítico.

 

El escritor gaditano Benito Olmo le presentó y le entrevistó de manera fiel al espíritu del ciclo: conocer al autor y toda su obra, no promocionar el último libro o hablar únicamente del más conocido. El padre de Manuel Bianquetti definió a Zanón como “un clásico contemporáneo” y glosó su amplia trayectoria.

 

La primera pregunta fue sobre su amigo, el librero Paco Camarasa, fallecido en abril de este año, e impulsor también del certamen BCNegra, que ahora dirige el propio Zanón. “Negra y Criminal era una librería rara donde me sentía como en mi propia casa. Paco fue un tipo generoso porque ayudaba a todo el mundo. Su amor al libro iba por delante al negocio”, sentenció visiblemente emocionado.

 

Zanón comenzó hablando sobre sus estudios universitarios: “Entré en Derecho porque ese verano conocí a una chica de la que me enamoré y ella iba a estudiar Derecho. Lo malo es que no le pregunté el turno en el que se había matriculado y nunca coincidimos”. Risas del público. “No era mi vocación, pero la terminé en parte por mis padres”. De hecho, trabajó como abogado de oficio durante trece años. “Ya escribía poesía y novelas desde mi etapa universitaria, aunque tardé veinte años en publicar mi primera novela. Sufrí muchos rechazos editoriales”, confesó.

 

Olmo y Zanón hablaron también de la música, “muy presente en toda mi obra. Taxi está escrita bajo los acordes del disco Sandinista! de The Clash. Me interesa el rock por el ritmo y creo que la literatura debe tener ritmo. Me gusta que las novelas suenen bien”.

 

El autor catalán se pronunció asimismo sobre el difícil encargo que recibió un tiempo atrás: resucitar al Carvalho de Manuel Vázquez Montalbán. “Era un reto para mí y lo he hecho lo mejor que he podido. Me preocupaba que fuese vigente, que la historia estuviese pegada a la actualidad”. La novela saldrá en enero de 2019. Veremos.

 

Benito Olmo formuló preguntas de algunos amigos de Carlos Zanón que había recopilado en las últimas semanas, como Susana Hernández, Santiago Álvarez, Juan Ramón Biedma o Carlos Bassas, entre otros, algo novedoso y original en Presencias Literarias.

 

Su forma peculiar de mirar Barcelona, la lucha contra las etiquetas, “una manera de que la gente sepa dónde buscarte en una librería”, su forma de escribir, la novela negra en Francia, “los franceses tiene muy claro que la cultura es algo rentable y respetan a la gente que se dedica a la cultura”, su labor al frente de BCNegra o la violencia en el género, “algunas personas solo tienen la violencia para poder cambiar las cosas porque la tienen muy asimilada al formar parte de nuestro lenguaje”, fueron otros temas tratados durante su charla en la UCA.

 

Tras escuchar a Carlos Zanón, uno se va a casa con la idea de haber oído a una persona cabal, sensata, lúcida. Como comentó alguien del público en voz baja, Zanón es el Vicente del Bosque de la literatura. Pues eso.

 

DANIEL HEREDIA

 

Servicio de Extensión Universitaria UCA

Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía